Blogia
Viaje a Itaca

Ave Fénix

En un principio debía llamarse ¿Existe alguna posibilidad, por pequeña que sea, de salvar lo nuestro? También pasó por la cabeza de Pedro Almodóvar llamar a su nuevo filme Como vaca sin cencerro. Pero el título que al final eligió para la película que debía redimirle del fracaso de Kika (un fracaso que aun hoy duele) fue La flor de mi secreto. Realmente, consiguió su objetivo.

 

La flor de mi secreto habla de Leo Macías (Marisa Paredes), una escritora de novela rosa que se oculta tras el seudónimo de Amanda Gris. Paco (Imanol Arias), su marido, participa en una Misión de Paz en Bosnia y le es infiel. Leo no puede vivir sin él, se encuentra perdida en todos los aspectos de su vida, incluido el literario. La relación con su madre (Chus Lampreave) y su hermana (Rossy de Palma) no es nada buena. Su amiga íntima (Carmen Elías) resultará ser una traidora. Ángel (Juan Echanove) será el encargado de salvarla de sí misma.

Si bien muchas de las películas de Almodóvar tienen alguna secreta conexión, es aquí donde más se percibe que el mundo del director es todo uno. La mejor amiga de Marisa Paredes se llama Manuela y trabaja impartiendo seminarios sobre transplantes en un hospital (es el personaje principal de la futura Todo sobre mi madre). Leo quiere escribir novelas rosas, pero  le salen negras; una de ellas cuenta la historia de una mujer que esconde el cadáver de su marido en un arcón congelador y a la que se le aparece el fantasma de su madre (Almodóvar desarrollará la anécdota en Volver)

.

Para Pedro Almodóvar, La flor de mi secreto "es una película de "buenos sentimientos", sin que esto signifique la menor concesión al sentimentalismo. O sea, se trata de un drama duro. Aunque adoro el melodrama, esta vez me he decidido por la aridez y la síntesis. Hiel en vez de miel. Lágrimas que no sirven de desahogo, sino que ahogan. Dolor del bueno.

No hay personajes malvados. Todos son buenos, como en una película de Capra. Pero a pesar de su ausencia de maldad, por torpeza, indecisión o cobardía (o simplemente porque el ser humano es imperfecto) acaban causando dolor a su alrededor. Casi todos viven en la impostura, aparentando lo que en realidad no son. Sólo Leo se expresa con sinceridad. Para mentir o disimular se necesita cierta entereza y ella está demasiado débil."

Las críticas fueron formidables:

"La flor de mi secreto es la mejor película de Almodóvar hasta ahora. La más perfecta técnicamente, la mejor escrita y la más moralmente integrada, este espectador sintió siempre que estaba anta una obra mayor. Olvídense de George Cukor, de Mitchell Leisen y hasta de Claude Chabrol, que Pedro Almodóvar, ahora, es el mejor inventor de mujeres del cine: una suerte de Adán con costillas disponibles para crear varias Evas". Guillermo Cabrera Infante, El País, 1995.

"Impulsada por interpretaciones estelares y un guión cargado de inteligencia, sutileza y sorpresas, ésta es, de lejos, la mejor película de Almodóvar en años y su órbita comercial debería expandirse en consonancia. [...] Con su exuberante mezcla de tragedia, comedia y cruel paradoja, alimentada por dosis de realismo, romanticismo rural y un intrínseco sabor español, la película se desarrolla como un viejo drama de Hollywood borracho de sangría y bailando al ritmo flamenco". Variety, 1995.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres