Blogia
Viaje a Itaca

El CDA trae al Principal una obra aragonesa del siglo XVI

El Centro Dramático de Aragón (CDA) presentó ayer en el Teatro Principal su próximo estreno. Se trata de Tesorina, una comedia escrita por el aragonés Jaime de Huete hacia 1535 y dirigida por el también aragonés Mariano Cariñena.

La obra se estrena mañana miércoles a las nueve de la noche y permanecerá en cartel hasta el sábado, víspera de Nochebuena.

 

Tesorina habla de los amores de un caballero y una dama que, pese a las dificultades iniciales, alcanzan con la boda un final feliz, característico de la comedia. El amor entre Tesorino y Lucina como tema central de la obra se completa con la presencia de los amoríos "secundarios" en el mundo de los criados.

La presencia de La Celestina es obvia, aunque con la singularidad de que su actividad es ejercida por un fraile, confesor de la heroína.

Mariano Cariñena, veterano director y escenógrafo, declaró que "esta obra es una verdadera joya". Según Cariñena, lo más interesante del texto es el reparto de personajes y el lenguaje usado. La obra es una de las pocas de la época en las que el número de personajes adinerados es muy pequeño, tres de once. Así, habló de "comedia rural".

En cuanto al lenguaje, Cariñena explicó que Huete usa un estilo muy cercano al pueblo, de tal forma que apenas tuvo que adaptar el texto. En este sentido, Margarida Monteiro, una de las actrices del reparto, señaló la reacción del público ante ciertos tacos del texto que se han conservado como tales en algunas zonas, mientras que la mayoría de la gente no los conoce.

En la presentación de la obra, a la que también asistió el gerente del CDA, Javier Brun, Cariñena glosó la biografía de Jaime de Huete (¿1480-1535?). Con cierta seguridad se sabe que nació en Alcañiz y que era un hombre culto. De él sólo se conocen dos obras: Virdiana y Tesorina, ambas incluidas en el Índice de Libros Prohibidos de la Inquisición. Es posible, según Cariñena, que por esta causa cesara su actividad como escritor.

Tesorina transcurre en un pueblo no determinado de Aragón; por ello, en el escenario se ve un gran caserón aragonés. Cariñena destacó la original iluminación de la obra, que consigue hacer casi transparentes los muros de ladrillo del edificio.

La obra lleva desde noviembre de gira por diferentes localidades aragonesas, y en todas ellas ha resultado un éxito. En el próximo año, se espera que salga fuera de Aragón. "Sería bueno llevarla a Almagro", dijo su director.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres