Blogia
Viaje a Itaca

El futuro de la base, en Noviembre

Críticas a la posible instalación de la base en Zaragoza

Este mes de noviembre se reunirán en Riga (Letonia) los jefes de Estado y de Gobierno de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para debatir el futuro emplazamiento de la nueva base de vigilancia terrestre de la OTAN en Europa. Zaragoza es, junto con Sigonella en Italia, Gelenkirchen en Alemania y Toulouse en Francia, una de las candidatas a albergar la base.

La fecha límite para decidir su emplazamiento es el verano de 2007 y se espera que el centro esté plenamente operativo para 2010.

 

La OTAN nació en Washington en 1949 con el objetivo de colaborar en la defensa en los campos político, económico y militar. Durante la Guerra Fría fue considerada por Estados Unidos como una garantía de seguridad ante la Unión Soviética y sus aliados, reunidos en el Pacto de Varsovia. Tras la desintegración de la URSS, la OTAN ha reformulado sus objetivos y actividades hasta apropiarse de la seguridad de todo el hemisferio norte.

La OTAN controla el espacio mundial desde la base de Geilenkirchen mediante satélites. Pero la vigilancia de la superficie terrestre presenta carencias: las fotografías por satélite tienen un desfase de hasta 24 horas y la visibilidad está condicionada a la meteorología.

Es por esto que la OTAN encargó a un consorcio de empresas europeas y norteamericanas el desarrollo de un nuevo y perfeccionado sistema que combine satélites y aviones espía.

El consorcio está formado por la empresa estadounidense Northop Gruman, la canadiense General Dynamics, la francesa Thales, la italiana Galileo Avionica, la española Indra (con un 15%) y el grupo europeo de aeronáutica y defensa EADS, que recientemente se ha hecho con el 100 % de Airbus.

Según la OTAN, el desarrollo del sistema supondría para la ciudad elegida más de 3.000 millones de inversiones en tecnología, industria e infraestructuras y llevará asociada la actividad en industria auxiliar de I+D+i (Investigación, Desarrollo e innovación). También sostiene que generaría más de 4.000 empleos directos e indirectos, la mayoría personal civil y en muchos casos de alta cualificación.

Para la DGA, Zaragoza presenta diversos factores: no hay problemas de espacio en la Base militar, el aeropuerto civil no está masificado, la ciudad tiene buenas comunicaciones, una malla logística en expansión y larga experiencia militar.

Si bien tanto el gobierno central como la DGA y el Ayuntamiento están a favor de la base, también existe oposición al proyecto. La Plataforma contra la Base de la OTAN, Izquierda Unida y Chunta Aragonesista se manifestaron el pasado 4 de Noviembre en Zaragoza para mostrar su rechazo a una base que "condiciona el posterior desarrollo de la ciudad, volviendo a la servidumbre militar". La Plataforma ha asegurado que repetirá este tipo de manifestaciones en próximas ocasiones para dar a conocer a la ciudadanía su opinión sobre el tema.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres